ARTÍCULOS


ARTÍCULOS

Cuáles son los requisitos para realizar un traspaso de automóvil

02 agosto 2018

Comprar un carro nuevo, aunque sea de segunda mano, es algo muy emocionante. Hacer la compra a otro propietario es algo bastante común por las facilidades que presenta: es más barato y hay una gran oferta de opciones de automóviles en este mercado. Si vas a comprar tu siguiente vehículo de esta manera, existen una serie de pasos que debes seguir para trasladar el título del auto y que así la compra sea una realidad por completo.

En el pasado, era frecuente que los nuevos propietarios de automóviles pospusieran el traspaso porque requería de muchos trámites. Sin embargo, la tecnología ha venido a facilitar considerablemente el proceso de traspaso de vehículos. A continuación, te presentamos los pasos que debes realizar para hacer el traspaso de tu automóvil.

Prepara los documentos

Antes que nada, asegúrate de que tienes todos los papeles básicos necesarios para realizar el trámite. Esta es la lista de documentos que necesitas:

  • Documento Personal de Identificación (DPI). En caso de que seas extranjero, puedes usar tu pasaporte.

  • Tarjeta de Circulación del vehículo.

  • Certificado de Propiedad firmado por el vendedor y el comprador.

  • El formulario SAT-8611 genera un Anexo del Certificado de Propiedad que debe ir firmado por el vendedor, el comprador y legalizado por un Notario activo.

Los formularios

Ya no es necesario que vayas hasta una agencia de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para solicitar los formularios que debes completar y luego pagar en el banco. Ahora todos están disponibles en el portal de la SAT para llenar, imprimir y presentar. Estas son:

  • SAT-8611 en Declaraguate. Este es para pagar el trámite de traspaso. Para obtenerlo solo debes ingresar el número de placa del vehículo y el número de DPI de la persona con la que está registrado el auto. Luego de esto debes acercarte a cualquier banco autorizado y cancelar Q120.00. Si tu banca en línea lo permite, también puedes hacerlo por ahí sin necesidad de ir a una agencia.

  • SAT-2311 en Declaraguate. Para poder llenar este formulario, es necesario que el formulario anterior esté en estado Congelado o Presentado, ya que la información que te pedirá es el Número de Acceso y Formulario de este. El formulario es para presentar el pago correspondiente al Impuesto al Valor Agregado (IVA) por enajenación de vehículos y su costo dependerá del modelo del auto.

 

  • SAT-4091 en Declaraguate. Mejor conocido como el formulario de solvencia de Impuesto de Circulación. Será necesario que llenes este en caso todavía no se haya pagado el impuesto correspondiente el año en curso.

El trámite

Una vez ya tengas todo lo anterior compilado, cancelado y presentado, puedes acercarte a cualquier agencia a presentar los papeles. Estas son las agencias a las que te puedes acercar para hacerlo:

  • Región Central: Galerías Primma, Galerías del Sur, Plaza San Rafael, Pacific Villa Hermosa, Chimaltenango, El Progreso y Sacatepéquez.

  • Regionales

    • Sur: Escuintla, Retalhuleu, Jutiapa, Santa Rosa y Suchitepéquez

    • Nororiente: Zacapa, Jalapa, Petén, Izabal, Chiquimula, Alta Verapaz y Baja Verapaz

    • Occidente: Quetzaltenango, Huehuetenango, San Marcos, El Quiché, Sololá y Totonicapán.

Una vez presentado todo, regresa a la Agencia Virtual de la SAT en el tiempo que se te sea indicado para poder generar los documentos nuevos: Tarjeta de Circulación y Certificado de Propiedad electrónico. En caso no tengas un usuario activo en la Agencia Virtual, puedes solicitarlo aquí.

Para generar la calcomanía que indica que ya pagaste el impuesto de circulación, puedes imprimirla en la sección Impresión de Calcomanía del portal de la SAT.

Casos especiales

Según información presentada en los portales de la SAT, se identifican dos casos especiales que son situaciones a las que puedes enfrentarte: que el comprador no tenga DPI o que no se tenga la Tarjeta de Circulación. Para el primero, puedes presentar el certificado que emite el RENAP cuando ya está en trámite la recuperación de este. Tan solo se necesita que se vea el número de identificación.

En el caso de la tarjeta de circulación, deberás pagar por la gestión de reposición de Tarjeta de Circulación, rellenando y presentando el formulario electrónico SAT-8933 el cual cuesta Q60.00. Además de eso, si no se tiene por robo, presentar la denuncia original presentada en el Ministerio Público. Si es por extravío se debe adjuntar el aviso presentado ante la Policía Nacional Civil o constancia emitida por el Ministerio Público, con el sello original.

Además de los requisitos anteriores, será necesario además hacer la inspección o revisión física del vehículo en las sedes autorizadas del DEIC-PNC y luego en 6 días hábiles después de realizado presentarlo en el Registro Fiscal de Vehículos.

 

¿Qué pasa si no lo haces?

Este es un trámite que en realidad no debe dejarse con el tiempo. Una vez ya tengas el carro y todos los documentos necesarios, debes hacer el trámite para evitar inconvenientes con el antiguo dueño, ya que en caso cometas alguna infracción o falta, esta será adjudicada a la persona a la cual está nombrado el vehículo. Como por ejemplo un citatorio o el cobro de algún impuesto.

Además, si el carro está a nombre de otra persona, ésta puede sacar de circulación el vehículo y si eres detenido por la policía y encuentran esa situación, pueden llevarse el vehículo consignado hacia un predio autorizado de la municipalidad.

 

En el caso del seguro, si por algún accidente el auto es señalado como pérdida total, el pago se hará a nombre de la persona que indique la tarjeta de circulación y de no ser el tuyo, ese dinero lo perderías.

Una vez tengas todos los papeles de tu auto en orden, puedes llamar al 2244-2244 para solicitar la cotización de tu seguro o puedes hacerlo desde nuestro portal.  Seguros G&T, No te falla.

MÁS INFORMACIÓN

7 consejos para conducir bajo la lluvia y la niebla

02 agosto 2018

Con la llegada del invierno arriban las fuertes y constantes lluvias, los amaneceres y atardeceres nublados, y los riesgos de sufrir algún accidente vial se multiplican, por lo que durante esta temporada es recomendable que revises en algún periódico, noticiero o aplicación móvil cómo estará el clima durante el día, para que tengas una noción de la probabilidad de lluvia a determinadas horas.

La lluvia y neblina junto al aceite de carro y distintos desechos hacen que las calles, bulevares, calzadas y carreteras se vuelvan resbaladizas, por lo que deberás mantener la calma y tomar las precauciones necesarias para conducir de forma segura cuando tengamos este clima.

 A continuación, te compartimos algunos consejos para conducir bajo la lluvia y la niebla que te ayudarán a mantener la calma al momento de emprender un viaje en auto.

  1. Reduce la velocidad

Cuando llueve y hay poca visibilidad a causa de la neblina, los neumáticos de tu carro no tienen la misma adherencia a la carretera como cuando esta seca y en buenas condiciones. Asimismo, el agua se mezcla con la suciedad y con el aceite que votan los automóviles en la carretera, por lo que se vuelve resbaladiza, sobre todo si está lloviendo con fuerza. La mejor forma de prevenir cualquier accidente es bajar la velocidad y conducir con precaución, aunque implique que llegues un poco más tarde de lo esperado a tu destino.

  1. Aumenta la distancia de seguridad

Para reducir el número de colisiones diarias, principalmente cuando está lloviendo, debes mantener cierta distancia con el auto que vaya delante de ti. Como las carreteras se vuelven mucho más inestables, lo más recomendable es mantener una distancia de seguridad de al menos 3 segundos con el vehículo que te precede, de esta forma evitarás frenazos inesperados que pueden resultar en choques. Haz que tu seguridad y la del resto de conductores prevalezcan en todo momento.

  1. Parabrisas y luces

La niebla, ya sea poca o mucha, crea una fina capa de condensación en el parabrisas, lo que te obliga a tener que encenderlos para lograr ver bien el camino, al momento de hacerlo también deberás encender tus luces delanteras, pues tu visibilidad se puede ver comprometida, y automáticamente la del resto de conductores también, por lo que tu vehículo tendrá que destacar entre la neblina para precaución de todos.

  1. Evita los charcos

Nunca atravieses un charco muy grande sin comprobar su profundidad, pues podrías reducir la adherencia de las llantas al asfalto y perder el control del carro. Si la carretera que transitas está llena de charcos y cantidades de agua en movimiento, procura disminuir la velocidad para pasar lentamente, luego frena dos o tres veces para sacudir los discos.

  1. Cuidado con los frenos

Por lo general, los frenos del carro son la primera línea de defensa cuando algo va mal en la carretera, pero cuando llueve o hay mucha niebla, la mezcla de agua y aceite puede llegar al rotor y reducir la cantidad de fricción inicial cuando los utilices, esto quiere decir que estos no serán tan efectivos, ni funcionarán como normalmente lo hacen si esto pasara. Evita frenar bruscamente y evita los charcos grandes para impedir cualquier desgaste o accidente inesperado.

  1. Verifica el sistema de ventilación

Para reducir el vapor interior que se forma por el frío y la humedad utiliza el aire acondicionado del carro, dirigiendo la ventilación hacia los parabrisas. En caso de que no esté lloviendo y solo haya niebla, puedes abrir un poco alguna de las ventanas para que se iguale la temperatura interior con la exterior y así evitarás que se empañen los cristales sin necesidad de gastar tu aire acondicionado. Antes de conducir verifica que el sistema de ventilación de tu auto funcione correctamente, y si durante el trayecto la visibilidad se torna completamente borrosa, es mejor que pares en algún sitio seguro mientras el vapor disminuye.  

  1. No te distraigas

En la actualidad existen muchísimos distractores al momento de conducir, que de por sí son peligrosos en un día normal, así que cuando llueva o haya niebla, evita a toda costa utilizar tu teléfono celular para recibir o enviar mensajes y llamadas, evita voltear la mirada hacia algún anuncio publicitario o desenfocarte en alguna situación dentro del carro como insectos o que algo se haya caído o movido de su lugar. Enfócate en tu camino siempre y toma las precauciones antes mencionadas para salvaguardar tu vida y la del resto de personas que te acompañan y las externas que también transitan.

Recuerda que siempre puedes contar con tu Seguro G&T para asistirte en caso te encuentres en una situación inevitable. Si aún no tienes puedes cotizar tu seguro de auto desde nuestro portal o comunícate al 2244-2244 para solicitarlo. Y obtén tu cobertura en tan solo 25 minutos.

MÁS INFORMACIÓN